El once inicial del Atlético de Madrid en la final de Champions 2016

Debutaron 4 canteranos en partido oficial

4 perlas de la cantera debutan con el primer equipo

Cuatro canteranos, Caio Henrique (como titular) Rober, Olabe y Juan Moreno jamás olvidarán el 0-6 al Guijuelo en el Helmántico, pues fue el día en el que debutaron como rojiblancos en partido oficial. Precisamente en el día en el que no permitieron jugar al cedido Carlos Morales, fueron cuatro los canteranos debutantes.

Tanto Caio como Juan Moreno habían debutado en pretemporada con el primer equipo en Burgo de Osma. Uno se dio la alternativa al otro puesto que el brasileño, titular hoy, dejó su sitio a Juan Moreno en el minuto 68. Diez minutos antes, el capitán del filial, Rober Núñez dio descanso a Carrasco. En los últimos diez minutos de partido salió Olabe por Correa.

A falta de 6 minutos, Rober además redondeó sus primeros minutos en la élite con un gol de olfato y talento. El capi del B, recibió un pase lateral orientando el pase para fusilar a Royo y cerrar el marcador. Debut soñado para los cuatro que no olvidarán la noche que el Helmántico volvió a vestirse de gala.

La Copa del Rey suele ser una esperanza de oportunidades para los jugadores con menos minutos, o como en este caso, las promesas de la cantera. Y es que el Atlético aprovechó esta ronda del torneo para dejar que 4 jóvenes del filial tenga su momento de gloria en el primer equipo, y estos no defraudaron.

El Atleti le endosó un 0-6 al Guijuelo y no dejó ni un ápice de esperanza para la vuelta en casa. Los del Cholo Simeone vapulearon al rival, que no le quedó más remedio que disfrutar jugar contra muchos de sus ídolos.

Eso sí, el primer gol tardó en llegar. Lo hizo Saúl Ñíguez, desde los 11 metros, es decir, de penalti, en el minuto 30. A partir de allí los rojiblancos fueron un auténtico vendaval y no dieron tregua a pesar de las rotaciones.

Vrsaljko, Yannick Carrasco por partida doble, Correa y el joven Roberto Núñez fueron los autores de los goles restantes. La vuelta será un partido plácido en el que se espera que Simeone vuelve a dar oportunidades a jugadores de la cantera, y dará descanso a muchos titulares.